Noticias

Los chimpancés de la Isla de Ngamba ganan un nuevo líder

Publicada en 05/06/2020


Kisembo (Ngamba Island)

En tiempos de la pandemia de COVID-19, los chimpancés en la Isla de Ngamba dan la bienvenida al nuevo líder, Kisembo.

Éste Chimpancé ha estado ocupando la posición alfa del líder, desde el reinado de Mika(2010).

El liderazgo del Chimpancé varía de un individuo a otro y convertirse en un líder no significa ser más fuerte o más débil, ni joven ni viejo, sino la confianza y el apoyo que tiene en la comunidad.

En 2013, quedó un vacío con la muerte del chimpancé Mika, que debilitó a la comunidad.

Esto llevó al aumento de machos diferentes en la competencia por el puesto, como Umutama, Kalema, Oketch y Kisembo.

Además, esto llevó a Umutama al liderazgo en 2015, aunque Kisembo no lo estaba apoyando.

Umutama, fué un líder que le dió a otros machos, la oportunidad de resolver problemas en la comunidad, con menos competencia mientras se alimentaba y copulaba. Kisembo, continuó observando y construyendo aliados con los enemigos más influyentes, de Umutama, como Bwambale, Robbie, Indi y Megan. Además, Kisembo también fué asesorado por un antiguo alfa, Robbie, además de convencer a otros Chimpancés para que lo apoyaran.

A fines de 2019, Kisembo comenzó su golpe para derrocar a Umutama del liderazgo, cuando la mitad de los machos y hembras comenzaron a darle la bienvenida al grupo, lo que aumentó su confianza. Los Chimpancés contrarios a la posición Alfa, como Oketch, Umutama y Kalema, hizo la atmósfera más difícil para él.

Kisembo, se tomó el tiempo de estudiar todas sus debilidades y se ocupó de ellas una por una. Intentaron expulsarlo, pero aceptaron una derrota y se dieron por vencidos y comenzaron a atacar por él. Desde entonces, Kisembo ha demostrado que él es el líder y toda la comunidad lo respeta.

Es callado, pacífico, pero muy riguroso en sus decisiones. Durante los períodos de alimentación, cada vez que hay un retraso en la obtención de alimentos, tiene su bocina y sonidos especiales y todos huyen antes de aparecer. Ningún macho se levanta para seguir recibiendo comida cuando da una orden. Quién no cede el lugar será castigado por insubordinación.

Obtenga más información sobre la isla Ngamba: