Noticias

Orangutana baleada con 74 tiros se quedó ciega

Publicada en 24/03/2019


(AP Photo/Binsar Bakkara - ANDA)

La Orangutana que fué herida con 74 tiros de plomitos en Indonesia, se quedó ciega. En la radiografía, cuatro balas estaban en el ojo izquierdo y dos en el derecho. El animal, también tenía varias heridas abiertas, que parecían haber sido causadas por objetos puntiagudos.

La médica veterinaria Yenny Saraswati, del Programa de Conservación del Orangután de Sumatra, dijo que el animal recibió el nombre de Esperanza y que fué necesario someterlo a una cirugía, para consolidar una clavícula quebrada. La información es del portal G1.

La Esperanza, fué encontrada por los aldeanos en una granja, gravemente herida, en el distrito de Subulussalam, en la provincia de Aceh. Ella estaba al lado de su hijito, de un mes de edad; que sufría de una severa desnutrición; que le costó la vida. Él murió, mientras era llevado con su madre para una clínica veterinaria; según Sapto Aji Prabowo, jefe de la agencia de conservación provincial de Aceh.

«Espero que la Esperanza pase de éste período crítico, pero ya no se puede soltar», dijo Saraswati. Fueron extraidos del cuerpo de la Orangutana, sólo siete balas de plomo, porqué los especialistas decidieron priorizar la fijación de la clavícula quebrada y proteger al animal del riesgo de infección.

De acuerdo con el Programa de Conservación de los Orangutanes, el uso de armas de aire comprimido para disparar y matar animales salvajes, es un problema en Indonesia. Los ataques a Orangutanes han aumentado, debido a las industrias de aceite de palma y papel; que avanzan sobre el hábitat de esos animales.

En los últimos 10 años, se han tratado más de 15 Orangutanes. Ellos tenían casi 500 balas en los cuerpos. En 2018, uno de ellos murió, después de haber sido baleado, al menos 130 veces con una pistola de aire comprimido; el segundo caso de muerte, en aquel año.

De acuerdo con un estudio realizado en 2018, el número de Orangutanes disminuyó en más de 100 mil, desde 1999 y la llegada de las industrias de aceite de palma y papel en Indonesia; tiene total relación con esas muertes.

Sólo unos 13.400 Orangutanes, permanecen en estado salvaje en Indonesia. La especie integra la lista de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, en la que está clasificada como «críticamente amenazada».

Fuente (en Portugues): ANDA