Noticias

GAP España solicita a las autoridades que se exija un protocolo de actuación ante siniestros naturales en los centros con animales en cautividad

Publicada en 11/02/2020


(Jeff McCurry/PGS)

El cambio climático originado por el hombre es una realidad evidente que casi ningún gobierno lo niega y en el que todos los informes científicos prevén el incremento de sus efectos ante inundaciones, incendios, vendavales, huracanes, fríos extremos, sequía y numerosos otros efectos que golpeará  al mundo de forma inequívoca. El aumento del nivel del mar o el destrozo de las costas, son otras de las consecuencias graves en la que nos vamos a tener que enfrentar.

Esta grave emergencia climática en la que ya muchos municipios y el propio Estado Español ha declarado, se tiene que convertir en leyes y medidas inmediatas para en primer lugar reducir no solo el CO2 sino el resto de los gases invernaderos, deforestación, control de fitosanitarios…., sino también en una legislación adecuada  para la protección de los animales que se encuentran cautivos tanto en los zoológicos, como en centros particulares y de otra índole como protectoras.

El primer día del año nos vimos sorprendidos por el incendio ocasionado por una vela voladora encendida que cayó encima del tejado de la casa de primates en el zoológico alemán de Krefeld donde se encontraban muchas especies y todas en pocos minutos perecieron al no tener una vía de escape o una seguridad contraincendios que podría haber evitado la muerte de más de treinta animales calcinados, entre ellos tres orangutanes, dos gorilas y un chimpancé. Igualmente ocurrió hace unos años con tres jirafas encerradas en su caseta en el zoo de Cabárceno  donde murieron por un incendio ocasionado por un cortocircuito y en la que no pudieron escapar al encontrarse encerradas.

Ante estos hechos y muchos otros ocasionados en inundaciones y agravado por el cambio climático, Proyecto Gran Simio alerta a las Autoridades competentes que se hace necesaria la obligación de un protocolo de rescate y evacuación, en todos los zoológicos, centros privados y protectoras, para salvaguardar la seguridad de vidas de los seres vivos cautivos ante situaciones extremas.  En lo referente a incendios, las salas donde pasan la noche encerrados los animales deben tener un sistema contraincendios a base de aspersores de agua  y alarma sonora, que por ejemplo ante esa situación de emergencia estén conectadas a un sistema que puedan abrirse las puertas automáticas de acceso al recinto exterior y evitar lo que ocurrió en el zoológico de Alemania.

“No cabe duda alguna que nos enfrentamos irremediablemente hacia una serie de fenómenos naturales nunca vistos que pueden pasar de calor extremo a frio intenso, pasando por fuertes vendavales, huracanes cada vez más fuertes al subir la temperatura de los mares, incendios que pueden ser difíciles de ser apagados, incluso terremotos o cualquier otro fenómeno natural que se intensifica ante el cambio climático. Para ello, no sólo los humanos nos tenemos que preparar seriamente, sino que también esos otros seres que se encuentran cautivos por diversas causas en zoológicos, centros de rescate, centros privados, protectoras, etc…deben ser protegidos por medio de medidas de seguridad y protocolos de actuación que estén descritos y señalados por las Autoridades locales. Al igual que en lo referente a los zoológicos los no humanos se encuentran explotados con intención de una renta económica en beneficio de sus “dueños”, éstos les tienen que dar toda clase de protección para sus vidas y tener protocolos de actuación para posibles  evacuaciones y en cuanto a los incendios tener medidas serias y efectivas de contraincendios en las celdas donde pasan la noche” ha declarado Pedro Pozas Terrados, Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio.

Para Pozas, la ley de zoológicos que es muy escueta se tiene que convertir en un reglamento en la que entre otras cuestiones que en este momento no vienen al caso, se obliguen tener unos protocolos de seguridad y evacuación rigurosos y que sean supervisados por expertos en Protección Civil en la que figure toda clase de posibles situaciones de emergencia.

Para Proyecto Gran Simio, la necesidad de una Ley de protección animal nacional ya anunciada por el actual gobierno, se hace necesaria e imprescindible en una sociedad avanzada a favor de los derechos de los animales.

Pozas Felicita igualmente al citado Gobierno de Coalición entre el PSOE y Podemos, por la creación de una Dirección General de Protección Animal que estará dirigida por Sergio Antonio García Torres, un gran animalista y defensor de los animales desde hace muchos años y comprometido seriamente en la protección de los animales. Con este nombramiento, según el citado portavoz del Proyecto Gran Simio, la sociedad española podrá dar pasos importantes en la dignidad y respeto hacia los no humanos. 

PROYECTO GRAN SIMIO –  PRENSA