Noticias

Blackie y su infierno astral

Publicada en 19/11/2014

Caco y Blackie
Caco y Blackie (Proyecto GAP/ Divulgación)

Fotos: CACO – El Zoológico de Sorocaba lo entregó al Santuário del GAP, hace 10 años atras y BLACKIE – Hoy está esperando su transferencia al Santuario del GAP.

El chimpancé Blackie no merecia lo que la vida le ha reservado. Solitario, en un pequeño recinto en el Zoológico de Sorocaba, tiene que soportar día tras día el infierno astral que significa la presencia de centenas de personas, especialmente en los días de fiesta y fines de semana, que lo asedian con sus gritos, escandalos y provocaciones. Días atras una amiga nos mostró un video, filmado desde un celular, como el publico lo maltrataba, pensando, ignorantemente, que lo agradaba.

Aquellos que en el Zoológico de Sorocaba han impedido, por pura vanidad personal e institucional, deben reflexionar. Un gesto de grandeza de esos dirigentes de aquel Zoológico, que es un bien publico, y no un feudo personal de nadie, sería concordar  con su liberación y su transferencia para la Ciudad de los Chimpancés, que está a poco  más de 20 kilometros de aquel local, donde 54 de sus iguales, viven en espacios abiertos, libres dentro de su territorio, sin tener que soportar el asedio absurdo de un publico, que no respeta los minimos derechos que aquel primata tiene.

Diez años atras el propio Zoológico de Sorocaba, por iniciativa propia, cuando compartiamos el mismo medico veterinario, nos ofreció entregarnos un chimpancé macho, de nombre Caco, parecido con Blackie, que sufria alucinaciones, se auto-mutilava y vivia a base de calmantes, para soportar el asedio del publico, en una exigua jaula.

En aquella epoca, estabamos comenzando con nuestro Santuario, solo teniamos bebes y 3 o 4 adultos. Amigos nos aconsejaron en no aceptar a Caco, ya que era un caso irrecuperable, despues de más de 6 años expuesto al publico, con todas aquellas perturbaciones en su personalidad.

Caco entró en nuestras vidas como un huracan, era un ser terriblemente enfermo, por los traumas que sus ultimos años en el Zoológico de Sorocaba le habian provocado. Las mutilaciones en sus piernas, en las cuales el se arrancaba pedazos y se convertian en infecciones dificiles de tratar, eran una obsesión que nos perseguía. Cuando escuchávamos sus gritos desesperados, sabiamos que un nueva crisis se había abatido en el, y en nosotros también. Consultamos psiquiatras humanos y un tratamiento a base de Prozac, aislamiento maximo posible y la obtención de una compañera, fueron cambiando su vida. Caco paró de automutilarse y de tener crisis, cuando se introducia objetos en sus oidos, para intentar apagar los dolores de cabeza que lo derrumbaban.

Solo algunos de nosotros lo visitaba, solo aquellos en que él confiaba, nunca llevamos a la prensa o la TV ni a visitantes esporadicos, incluyendo medicos, para verlo. Poco a poco fuimos reduciendo el Prozac y Caco nunca más se auto agredió, ni tuvo explosiones de violencia con nadie. NUNCA será normal, deberá siempre vivir en su pequeño mundo, continuará siendo impotente y su compañera – July – que sacrificó su vida para saldarlo y amarlo, lo acompañará y ayudará a olvidar su pasado, y el de ella, que en el Zoologico de Piracicaba, también fue tenebroso.

No existe una lucha entre humanos. No existe una lucha de vanidades. No existe una lucha de Zoológicos contra Santuarios. Solo tienen un objetivo estas lineas, salvar la vida de Blackie, ya que no conseguimos salvar a su compañera – Rita – que murió, como lo habiamos previsto, dos años atras.

El Alcalde de Sorocaba, Antonio Carlos Pannunzio, tiene en sus manos un pedido nuestro y del filosofo Australiano Peter Singer, a raiz de su visita al Santuario de Grandes Primates de Sorocaba en 2013. Blackie no merece continuar expuesto al publico, en la soledad de su recinto, cuando sabemos que decenas de su especie viven juntos, en una comunidad donde todos son respetados y no son usados para entretenimiento del publico. Varios diputados ambientalistas que ya conocen el caso han apoyado esa transferencia y han llevado su opinión al Alcalde.

Sin embargo, en esta opotunidad me dirijo a los dirigentes del Zoológico, para que ellos no impidan la transferencia, como están intentando comenzar a hacer. Los dirigentes de aquel Zoológico saben perfectamente donde Blackie estará mejor, no lleven esto por el lado personal y tengan misericordia de un ser que ya fue explotado en vida hasta el limite de lo imposible, para entretenimiento de aquellos que todavia piensan que exhibir animales es algo que el pueblo desea.

Una decada atras, repetimos, el chimpancé Caco, que vivia solitario fue enviado al Santuario que se iniciaba, y que todavia no tenia toda la infraestrutura construida en los ultimos años y conseguimos darle una vida lejos de sus alucinaciones y fobias. Blackie ya estuvo con nosotros temporariamente 6 años atras, junto con su fallecida compañera y en aquella epoca intentamos que se quedasen, sin embargo, el Zoologico no aceptó, a pesar de que existía el peligro de él quedarse solo como sucedió.

El camino ya fue trillado, demos esa oportunidad a Blackie de vivir sus ultimos años de su vida, aocmpañado de sus iguales y no de humanos. Es lo minimo que aquellos que acertaron con Caco, pueden ahora salvar a Blackie y darle una nueva vida con un futuro.

Todos aquellos que concuerden con nuestro pedido, hagan llegar su apoyo al Prefeito (Alcalde) de Sorocaba, Antonio Carlos Pannunzio, ya que en sus manos, y SOLO en las de él, está la suerte futura de aquel inocente chimpancé: e-mail acpannunzio@sorocaba.sp.gov.br

Dr. Pedro A. Ynterian

Presidente, Proyecto GAP Internacional

Noticia relacionada:

https://www.projetogap.org.br/es/noticia/blackie-finalmente-puede-vivir-sus-ultimos-anos-junto-sus-semejantes/