Noticias

Ayuda a enriquecer la vida de Yvette

Publicada en 28/09/2020


Yvette (Save the Chimps)

Desde el Santuario Save the Chimps

Mi nombre es Yvette y el Save the Chimps Sanctuary, actualmente está recaudando fondos para nuevas estructuras de escalada en mi isla natal, a través de la campaña Giving Day for Apes.

Nací en África, aproximadamente en 1965 y pasé más de tres décadas siendo utilizada como criadora para laboratorios, mientras me utilizaban en investigación médica entre un nacimiento y otro. En 2000, me convertí en parte de un pequeño grupo de hembras de mediana edad. Cuando nos reunimos, con hembras muy animadas, había un poco de drama y necesitábamos de un mediador. Traje la calma a la situación y me describieron como la “chica del medio”.

Fué cuando conocí a mi mejor amigo Mandy e hice una amistad que nos trajo una alegría y un compañerismo increíbles a lo largo de los años. Compartí mi comida y mi enriquecimiento con él y compartir no es un rasgo común para un Chimpancé, pero era mucho más. Éramos inseparables. Estuvimos entre los 266 Chimpancés rescatados por Save the Chimps en 2002 y emigramos a Florida en marzo de 2011, donde pasamos nuestros días explorando nuestra hermosa isla y tomando el sol juntos. A menudo nos veían viendo la puesta de sol juntos y antes de dormir, haciendo lindos nidos y durmiendo uno al lado del otro todas las noches. Desafortunadamente, Mandy falleció en 2016. El grupo parecía saber que estaba de luto y muchos fueron extremadamente amables conmigo. Kendra, una joven que adoraba a Mandy y lo seguía a todas partes, se mantuvo cerca de mí y me transfirió mucho de ese cariño. El apoyo significó mucho mientras lloraba por la pérdida de mi mejor amigo.

Soy una matriarca respetada, que brinda orientación y consuelo a muchos de los miembros del grupo. Esto es especialmente cierto en mi relación con Seve, un macho que ha luchado contra un pasado difícil. Cuando se sientia agitado, venía hacia mi en busca de consuelo. Mi presencia era reconfortante, mientras me preparo puede evitar que escale y se autolesione cuando se encuentra bajo un estrés extremo. También soy fuerte y no tengo problemas para dar un paso al frente y poner a los machos en línea cuando lo necesitan. El drama parece ser algo cotidiano en la vida de los Chimpancés y definitivamente expresaré mi opinión sobre la situación. Estoy feliz de pasar mis años dorados rodeada de la compañía de mi familia de Chimpancés, el amoroso cuidado diario del equipo y la libertad de elegir cómo me gustaría pasar mis días.

Ayuda a enriquecer la vida de Yvette

Ayúdanos a enriquecer la vida de Yvette y su familia con nuevas estructuras de plataforma que ofrecen mucha sombra y más espacio vertical. El espacio vertical es esencial para los Chimpancés. El curso arbóreo, o la presencia de estructuras trepadoras altas, parecidas a árboles, en el entorno de la vida de los Chimpancés en cautiverio puede emular el estilo de vida que experimentarían en la naturaleza. ¡Con su ayuda, podemos brindarle a Yvette y su familia esta maravillosa oportunidad!

Done hoy para darle a Yvette, la oportunidad.