Noticias

Robados de sus madres

Publicada en 26/08/2018


(Ape Action Africa/PASA)

De la PASA – Alianza de Santuarios Pan Africanos

Nadie sabe por cuánto tiempo, la pequeña Chickaboo, se quedó presa, a una trampa de alambre apretada en su muñeca, sola en el bosque. ¿Puedes imaginar el pánico que ese bebé Gorila sintió?

Ella estaba con dolores terribles y hambrienta, cuando llegó al Ape Action Africa, un santuario de la PASA en Camerún. Calma y retraída, durante días, mal tocó en cualquier alimento ofrecido a ella.

El dolor en su mano, era más de lo que podía soportar. Ella estaba desesperada y su rescate, llegó en el momento oportuno.

La caja fue removida antes de que la mano de Chickaboo estuviese muy machucada, para lograr salvarla. El cuidado amoroso que recibió en la Ape Action Africa, le ayudó a sobrevivir a una situación que mata a muchos otros Gorilas infantiles.

Con el tiempo, los cuidados dedicados por el equipo especializado, del centro de la vida salvaje, permitieron que Chickaboo se relajara, se recuperara y aprendiese a amar la vida nuevamente. Chickaboo, se quedó confiada y feliz. A ella le gusta jugar y tiene un gran apetito. Ella, ahora es la líder de su pequeño grupo.

¡Chickaboo está prosperando!

Ella, es sólo un ejemplo de los milagros que usted puede hacer, cuando apoya a PASA y nuestros miembros.

Los santuarios miembros de la PASA, posibilitan el rescate; ofreciendo cuidados a largo plazo, para Grandes Primates y monos confiscados. Sin esos centros de vida silvestre, la caza furtiva y el tráfico, muchas veces no serían controlados.

Una jornada del miedo a la familia

Bo y Bella, eran sólo niños, cuando sus familias fueron violentamente masacradas, ante sus ojos. Los cazadores ilegales, planeaban venderlos al comercio ilegal de vida salvaje.

La PASA, trabajó con nuestras redes, para llevar a Bo y Bella juntos, a su nueva casa; en el Sweetwaters Chimpanzee Sanctuary, un santuario miembro de la PASA en Kenia. Su apoyo y los esfuerzos incansables del equipo del centro de vida salvaje, permitieron que esos dos bebés tuvieran la vida que merecen.

Las historias de recuperación como éstas, serían imposibles de ser alcanzadas, sin el arduo trabajo de los miembros de la PASA y sin su apoyo.

Para hacer donaciones y ayudar, accese el Site de la PASA aquí.