Noticias

PGS lamenta la muerte de ambientalista y defensor de los elefantes en Tanzania

Publicada en 25/08/2017


PGS

PROYECTO GRAN SIMIO LAMENTA LA MUERTE VIOLENTA CONTRA UN GRAN AMBIENTALISTA Y DEFENSOR EN DÉCADAS DE LOS ELEFANTES EN TANZANIA WAYNE LOTTER, DONDE EL FURTIVISMO CONSENTIDO Y ORGANIZADO CONTINUA SU MATANZA CONTRA LA VIDA.

24/agosto/2017.- La organización Proyecto Gran Simio lamenta profundamente el asesinato ocurrido el pasado día 16 de agosto en Tanzania, donde fue tiroteado Wayne Lotter, un gran naturalista y ambientalista que consiguió disminuir la caza furtiva de los elefantes, salvando a miles de ellos.

Desde el Proyecto Gran Simio, aclaran que desde hace también más una década, esta organización lleva denunciando ante los medios de comunicación y políticos, los asesinatos masivos a líderes indígenas y de campesinos que está ocurriendo actualmente en numerosos lugares del mundo y el acoso y muerte del naturalistas y ambientalistas que en el momento que dedican su esfuerzo en la protección del hábitat, son asesinados impunemente muchas veces ante los ojos cerrados de los propios gobiernos, muchos de ellos corruptos, que ven toda resistencia a favor de la vida como una amenaza para sus intereses particulares.

La deforestación, la caza furtiva, el monocultivo de la Palma de Aceite, el petróleo, los diamantes, el coltán y ahora también el agua; son algunas de las causas por las que tanto en Asia, Äfrica o Sudamérica, el tiro en la nuca es una práctica corriente en pleno siglo XXI donde los valores de la conservación y la riqueza de los ecosistemas no son prioritarios para los gobiernos y menos si sacan con el saqueo un gran beneficio económico.

Por todo ello y una vez más, Proyecto Gran Simio solicita un cambio de lucha internacional contra el furtivismo y las multinacionales que operan en algunos lugares donde la actuación de paramilitares pagados por estas empresas, crean el pánico entre la población llegando si es necesario al asesinato impune.

Wayne Lotter debe ser el último que haya comprado su propio ataúd para defender algo que es de toda la humanidad. La conservación tanto de ecosistemas como de especies, tiene que ser prioritario en las agendas políticas y la Comunidad Científica ser más crítica antes estos escenarios de violencia y muerte que acosan a los defensores de la vida. Las Autoridades de Tanzania sabían que Wayne estaba amenazado de muerte por Asociaciones Ilegales de furtivismo y sin embargo no le pusieron protección. Esto es práctica habitual en muchos países donde los derechos humanos y la corrupción generalizada acampan a sus anchas.

Estos mártires del planeta deben estar siempre en nuestra memoria y ser estandarte en la lucha por la conservación de nuestro planeta. Recientemente Proyecto Gran Simio ha publicado un informe sobre el cambio climático en el que de continuar con los ojos cerrados y permitir estas atrocidades y asesinatos, pagaremos muy caro nuestra osadía. Sus efectos y coletazos ya lo estamos sintiendo, pero serán nuestros hijos y las generaciones futuras las víctimas de nuestra inconsciencia.

“Es urgente tomar medidas por parte de las Naciones Unidas y del resto de los países del mundo, para acabar con este crimen de lesa humanidad, donde cientos de dirigentes indígenas, de campesinos, ambientalistas o pueblos indígenas que defienden su tierra, son exterminados ante la mirada y los brazos caídos de la Comunidad Internacional. Se debe de poner límites estrictos a las multinacionales responsables del padecimiento humano con la complicidad política. Por ello hoy más que nunca se necesita un Convenio Internacional para impedir que las multinacionales acampen a sus anchas arrasando todo lo que encuentran a su paso sin mirar las consecuencias. No todo debe valer en una sociedad que presume de ser civilizada y menos consentir el asesinato, la violación de los derechos humanos y la destrucción de los ecosistemas que sostienen la estabilidad de nuestro planeta.”, ha declarado Pedro Pozas Terrados, Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio en España y Presidente Internacional de la misma organización.

Pozas sostiene que Wayne ha muerto por defender la vida, en la defensa de los elefantes que se encuentran en peligro de extinción, al igual que Dian Fossey fue asesinada por defender a los gorilas de montaña. En el siglo XXI y según este naturalista, no podemos permitir que estos sucesos ocurran sin que nadie tome medidas para que no se repita, no podemos permitirnos que se asesine a líderes indígenas solo por defender lo que es suyo, lo que es de todos.

PROYECTO GRAN SIMIO – PRENSA

Pedro Pozas Terrados

Director Ejecutivo Proyecto Gran Simio (GAP/PGS-España).

Presidente del Great Ape Projet

www.proyectogransimio.org