Noticias

Los Grandes Primates pueden ganar estatuto jurídico de ‘personas no humanas’

Publicada en 26/10/2018


Bonobos en el zoológico de Frankfurt, el 21 de julio de 2015 - DPA / AFP / Archivos - Isto É

Por AFP / Isto É

Dotar a los grandes simios de un estatuto legal específico: juristas y políticos quieren cambiar las fronteras de la ley francesa para proteger mejor a estos primates en peligro de extinción, promoviendo el concepto emergente de “persona no humana”.

La situación de los grandes monos en estado salvaje, es alarmante: dos especies de Gorilas y dos de Orangutanes, están al borde de la extinción, de acuerdo con el último informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El Chimpancé y el Bonobo, son considerados en peligro de extinción.

Una tercera especie de Orangután, con cerca de 800 individuos, recientemente descubierta, está amenazada por un proyecto de hidroeléctrica, denuncian científicos y ONG.

En abril, la actriz Nathalie Baye, la primatologista Sabrina Krief, el ex jefe del MEDEF (Movimiento de Empresas de Francia) Laurence Parisot y el consejero de París Yann Wehrling, lanzaron un llamamiento para salvar a estos animales. Entre las posibilidades mencionadas, se propone establecer “una nueva legislación para los animales (…) en particular los Grandes Primates”.

El Derecho Civil francés distingue dos categorías: bienes y personas. Por mucho tiempo considerados bienes muebles, los animales domésticos o en cautiverio son reconocidos desde 2015 en el Código Civil, como “seres vivos dotados de sensibilidad”. Sin embargo, “de acuerdo con las leyes que los protegen, los animales están sujetos al régimen de propiedad”.

Los defensores de los animales no están satisfechos.

Para la primatóloga Sabrina Krief, cambiar la ley “mostraría que tenemos un papel que desempeñar en Francia” para proteger a los Primates. “Un grán mono guarda recuerdos de lo que sucedió, es empático, tiene una grán necesidad de vida social”, dice la científica, que estudia los Chimpancés salvajes en Uganda, recordando su proximidad genética con los humanos.

Para ella, exhibir esos animales en estudios de televisión o circos, va en contra de sus necesidades, y también alienta su caza ilegal.

¿Cuál es la mejor manera de defender a los primates en cautiverio? “Proporcionándoles el estatus de personas”, dice el profesor de Derecho Jean-Pierre Marguénaud.

No se trata de ponerlos en pie de igualdad con los seres humanos y darles los mismos derechos, explica él a la AFP, pero “inspirarse en la persona moral (o jurídica)”. Este estado se aplica a las asociaciones, fundaciones …

Se trata de “proporcionar una caja de herramientas que especifica la personalidad jurídica, que podría concederse a los animales”, adaptable de acuerdo con la especie, añade Marguénaud.

Éste concepto tiene sus detractores: para algunos, está fuera de reflexión aproximar los derechos de los animales a los de los humanos. Para otros, sería problemático dotar sólo a los grandes primates, entre todos los animales, con un status específico.

La idea no se limita a Francia. El filósofo australiano Peter Singer creó en 1993 con la filósofa italiana Paola Cavalieri el “Proyecto Grandes Simios”, que defiende el derecho a la vida, a la libertad y a la prohibición de la tortura para esos animales.

En Estados Unidos, el abogado Steven Wise, luchó por varios años para que los chimpancés fueran reconocidos como personas, hasta ahora sin resultados.

En Argentina el tribunal de la provincia de Mendoza (oeste), atribuyó a un Chimpancé, el derecho de no ser enjaulado sin juicio, bajo el orden de habeas corpus, un procedimiento jurídico común, especialmente en la ley Anglosajona.

Cecilia dejó su jaula en el zoológico de Mendoza en 2017, para vivir en el Santuario de Grandes Primates de Sorocaba, en São Paulo.

Antes de ellas, la Orangután Sandra fue reconocida como “persona no humana”, beneficiándose así del derecho de ‘habeas corpus’, según la justicia Argentina; pero no fue retirada de su zoológico.

Fuente:

https://istoe.com.br/grandes-primatas-podem-ganhar-estatuto-juridico-de-personas-nao-humanas/