Noticias

Alex: un modo diferente de comer Feijoada

Publicada en 14/02/2018


Alex (Proyecto GAP)

Alex, es un Chimpancé de algo más de 30 años, no tiene dientes, aparentemente fueron extraídos quirúrgicamente, cuando vivía desde que nació, en un circo que viajaba dentro del Brasil y por otros paises de América del Sur.

Cuando llegó al Santuario de Grandes Primates de Sorocaba, nos llamó la atención el hecho de que, cuando le ofrecimos una frazada, comenzó a gritar desesperadamente. Parecía que la frazada le hacía recordar momentos de malos tratos, sufridos en el cautiverio y aparentemente, lo usaban mojado, para golpearlo. Es nuestra sospecha, nunca tuvimos un caso parecido como ese. Con el tiempo, fuimos apaciguándolo, hasta que perdiera el miedo de la frazada, para que puediera abrigarse, en las noches frías.

Alex, cuando toma confianza, es extraordinariamente cariñoso y busca el contacto humano, para hacer “grooming”, en los pelos de las manos y brazos de los humanos, como queriendo agradar.

Aquí, lo vemos frente a frente, con la tratadora Merivan Miranda, con quién ya congenia, después de un período de desconfianza. Cuando llega el día que sirven la Feijoada, generalmente a los Sábados, él se sienta adelante de ella y come su plato, de manera bien peculiar. Con delicadeza, va cogiendo cada grano de frijoles, chorizo y otros ingredientes del plato, que disfruta uno a uno, con deleite sin igual.

Alex, pertenece al grupo de Chimpancés que vinieron de circos y que le fueron arrancados sus dientes, con requintes de perversidad, cuando todavía eran muy jóvenes. Él vivía con dos hembras, también sin dientes, Jamaica, que vino de un Zoológico particular de Sergipe y Margareth, ya contando con casi 50 años, fue transferida del Zoológico de Sorocaba, para un criadero particular de Morretes, en Paraná, ya extinto, de donde vino para el Santuario, junto con sus hijos Noel y Emilio. Alex, tiene el privilegio de vivir con dos hembras. La falta de los dientes, nos obligó a juntarlos, ya que, además de faltarle los dientes para poder comer, los Chimpancés también los usan para defenderse. Alex, también vivió con Carolina, que falleció de cáncer de mama, años atrás, siendo que, debido a que ella contaba con los dientes, Alex, a pesar de ser macho, tenía que ser totalmente sumiso a ella.

Dr Pedro A. Ynterian
Secretario General, Proyecto GAP Internacional

Imágenes de Alex: